Diseño y Fabricación

Diseño y Fabricación de Báculos y Columnas de Alumbrado Exterior e Iluminación Pública

En HGH, disponemos de un equipo de técnicos especializados, con experiencia y dominio del producto, así como de los más avanzados programas de diseño y cálculo, lo que asegura la posibilidad de crear y fabricar cualquier tipo y tamaño de báculocolumna soporte metálico, con la garantía de calidad y robustez exigida por el cliente, situación y normativa.

Fases del Diseño de Báculos y Columnas

El proceso de diseño de columnas y báculos se establece en tres fases fundamentales que se suceden consecutivamente:

  • Conceptual. Consulta previa con el cliente, estudio de las características de imagen, esfuerzos solicitados, normativa y legislación aplicables. Aportación de soluciones en forma de bocetos.
  • Básico. Elaboración de planos, ajuste de partes del báculo y/o columna mediante simulación y pruebas dimensionales y funcionales. Construcción de prototipos.
  • Validación. Proyecto técnico y homologación mediante presentación a Organismo Notificado. Industrialización del producto.

Fábrica de Báculos y Columnas

Una de las claves de HGH es la gestión y control total del proceso de fabricación del báculo o columna hasta la entrega del producto final. Además, el proceso de galvanizado se lleva a cabo en nuestra propia planta. En ella, nuestros productos reciben un tratamiento anticorrosión mediante baño galvánico en caliente y por inmersión.

Nuestras instalaciones, medios y procesos están diseñados para el nivel productivo actual, optimizando espacios, recorridos y seguridad, en una superficie acorde al tamaño del producto fabricado y con la tecnología de última generación utilizada para la fabricación de báculos y columnas.

Nuestra mano de obra la forman técnicos licenciados altamente cualificados y operarios multifuncionales especializados en soldadura, curvado, corte continuo de chapa, corte por plasma, oxicorte, punzonado, y trabajos de aplicación especializada.

En HGH, nuestro producto final es el resultado de una fabricación integral, partiendo de bobina de chapa. 

Controlamos minuciosamente la materia prima, comparamos el albarán de entrega con el pedido a proveedor y comprobamos cantidad, referencia y calidad del material recibido.
El primer paso en el proceso de fabricación de soportes metálicos consiste en cortar la bobina de forma transversal y longitudinal para obtener los trapecios de los que partimos para fabricar nuestros productos.

Posteriormente, y por este orden, los trapecios se pliegan, se sueldan y se enderezan para en último lugar abrir las portezuelas de entrada a la caja de conexión.

Una vez fabricado el cuerpo del soporte, se procede a la soldadura de los componentes del báculo o columna de alumbrado público e iluminación exterior.

Aquí termina el proceso de fabricación de las columnas en negro; por contra, los báculos tendrán que pasar aún por la curvadora, antes de ser enviados al almacén de producto negro terminado.

La fabricación está supervisada y certificada, con controles e inspecciones en cada paso del proceso. Una vez finalizado el mismo, el producto terminado se deposita en el almacén de columnas y báculos en negro, en espera de ser enviados a galvanizar.

Una de las claves de la Calidad de HGH es que el espesor real de la chapa utilizada coincide con el nominal. No jugamos con las tolerancias.

Fábrica de Galvanizado

En nuestra planta sólo empleamos zinc puro al 99,995% y siempre de primera generación. No utilizamos nunca zinc de segunda fusión ni otros componentes que ofrezcan una protección insuficiente y que puedan favorecer una rápida oxidación del zinc.

Nuestro proceso de galvanización en caliente está certificado, y los productos, una vez galvanizados, cumplen con la normativa referente a la UNE-EN ISO 1461:1999, UNE-EN ISO 14713: 1999 y UNE-EN-1179:1996.

Los soportes se sumergen totalmente en un baño de zinc fundido a más de 450 ºC de temperatura, produciéndose un recubrimiento perfecto tanto por el interior como por el exterior. 

Con el baño de zinc se consigue una protección del acero frente a los agentes atmosféricos, dando al soporte una gran durabilidad y consistencia de aspecto en el tiempo.

Hoy en día no existe mejor protección exterior del acero frente a la corrosión que el galvanizado de báculos, columnas y soportes metálicos por inmersión en caliente.

Una vez fabricados los báculos o columnas para el alumbrado público en negro, se trasladan a nuestra planta de galvanizado y comenzamos con el proceso de galvanización, consistente en sumergir sucesivamente los soportes en baños de flujo continuo de desengrase, decapado, preflux, flux y finalmente en zinc caliente durante el tiempo necesario para obtener el espesor de capa.