Fábrica de Báculos.

Una de las claves de HGH es la gestión y control total del proceso de fabricación del báculo o columna hasta la entrega del producto final. Además, el proceso de galvanizado se lleva a cabo en nuestra propia planta. En ella, nuestros productos reciben un tratamiento anticorrosión mediante baño galvánico en caliente y por inmersión.

Nuestras instalaciones, medios y procesos están diseñados para el nivel productivo actual, optimizando espacios, recorridos y seguridad, en una superficie acorde al tamaño del producto fabricado y con la tecnología de última generación utilizada para la fabricación de báculos y columnas.

Nuestra mano de obra la forman técnicos licenciados altamente cualificados y operarios multifuncionales especializados en soldadura, curvado, corte continuo de chapa, corte por plasma, oxicorte, punzonado, y trabajos de aplicación especializada.

En HGH, nuestro producto final es el resultado de una fabricación integral, partiendo de bobina de chapa. Controlamos minuciosamente la materia prima, comparamos el albarán de entrega con el pedido a proveedor y comprobamos cantidad, referencia y calidad del material recibido.

El primer paso en el proceso de fabricación de soportes metálicos consiste en cortar la bobina de forma transversal y longitudinal para obtener los trapecios de los que partimos para fabricar nuestros productos.

Posteriormente, y por este orden, los trapecios se pliegan, se sueldan y se enderezan para en último lugar abrir las portezuelas de entrada a la caja de conexión.

Fabricación de Báculos y Columnas

Una vez fabricado el cuerpo del soporte, se procede a la soldadura de los componentes.

Aquí termina el proceso de fabricación de las columnas en negro; por contra, los báculos tendrán que pasar aún por la curvadora, antes de ser enviados al almacén de producto negro terminado.

La fabricación está supervisada y certificada, con controles e inspecciones en cada paso del proceso. Una vez finalizado el mismo, el producto terminado se deposita en el almacén de columnas y báculos en negro, en espera de ser enviados a galvanizar.